¿Cómo debería mi hijo responder a los haters y troles en Internet?

By Common Sense Media®
¿Cómo debería mi hijo responder a los haters y troles en Internet?

Esas personas que hacen comentarios crueles solo para echar leña al fuego están en todas partes. A los niños, esto los afecta en diversos niveles, lo que depende de muchos factores, incluidos la edad del niño, su nivel de sensibilidad, la gravedad de los comentarios y la condición social del niño. Estos son algunos consejos para manejar el impacto emocional y los aspectos prácticos de los haters y troles en Internet:

Explica lo que es. Ser hater o trol es una forma de ejercer acoso cibernético. El comportamiento es inaceptable y tu hijo no debe culparse a sí mismo por lo que está sucediendo si es víctima de acoso.

Habla acerca de por qué las personas se comportan mal. Puede ser para llamar la atención, puede ser porque las personas saben que pueden salirse con la suya o puede ser porque el hater simplemente tiene una mala intención. Ayuda a tu hijo a darse cuenta de que los comentarios dicen más sobre el trol que sobre él.

Háblale sobre las opiniones. La capacidad de manejar las críticas es una habilidad valiosa que a tu hijo le será útil durante toda su vida.

Enfócate en los comentarios positivos. Explícale que es probable que las opiniones sean muy variadas, desde sabias hasta ofensivas. A veces, los niños se fijan en lo negativo y olvidan reconocer los comentarios constructivos.

Ayúdalo a aprender de esto. Tu hijo puede aprender de la experiencia que hay una manera de responder adecuadamente y una forma de expresar los comentarios de manera constructiva.

Explícale que su identidad en Internet no es su ser real y verdadero. Los niños pueden tomar los comentarios de forma personal y comenzar a sentirse mal con ellos mismos.

Busca ayuda. Es posible que tu hijo necesite alguien con quien hablar si la negatividad influyó en su bienestar.

Aconséjale tener precaución con los encuentros en persona. Si tu hijo conoce al trol, o los troles, el abuso podría extenderse a la vida real. Habla con otros adultos (maestros, orientadores o padres) para informarles que hay una situación en la que tu hijo está siendo atacado.

Ignóralos, bloquéalos, deja de seguirlos. Dile a tu hijo que no se involucre. Bloquea y deja de seguir al hater usando la configuración de privacidad del sitio, juego o aplicación.

Señala el comportamiento y denúncialo. Utiliza las herramientas de denuncia de la comunidad para que la empresa sepa que alguien está abusando de sus pautas.

Toma capturas de pantalla. Si el trol hace amenazas, comienza agresiones personales o está lleno de odio, guarda la evidencia en caso de que las cosas se intensifiquen.

© Common Sense Media. All rights reserved.