¿Cuántas “cosas aterradoras” puede tolerar mi hijo pequeño?

By Common Sense Media®
¿Cuántas “cosas aterradoras” puede tolerar mi hijo pequeño?

A algunos niños les gustan las cosas aterradoras y otros niños las detestan. Las películas con imágenes atemorizantes, peligro intenso, ruidos fuertes y, sobre todo, escenas sangrientas pueden crear todo tipo de problemas, por eso es aconsejable tomárselo con calma. Los niños menores de 7 años no pueden distinguir fácilmente entre la fantasía y la realidad, incluso si les dices que no es real. Sabrás si tus hijos se asustan demasiado cuando empiecen a tener problemas para dormir, miedos irracionales y obsesiones, por ejemplo, con los zombis.

Las imágenes y los sonidos perturbadores pueden afectar durante años a los niños vulnerables. Cuando las sorpresas atemorizantes surgen de repente en una película, como la escena al comienzo de Buscando a Nemo, pregunta a tus hijos cómo se sienten. Dado que están atrapados en la emoción del miedo, pueden pasar por alto el hecho de que una escena tiene una resolución segura. Siéntete libre de abandonar la sala de cine, dejar de ver un programa o apagar algo que creas que está causando agitación. Habla sobre esto, consuela a tu hijo y úsalo como parámetro para la próxima vez. Estos consejos pueden ayudarte:

  • Elige con cuidado. A los niños mayores de 5 años les pueden gustar las casas encantadas, los misterios y las cosas que aparecen por todas partes, pero sigue mostrándoles dibujos animados, ya que los ayudan a darse cuenta de que es una fantasía. Ten cuidado con los monstruos, esqueletos, alienígenas y zombis. Evita cualquier material en el que se muestren personajes cercanos a su edad en peligro.
  • Prepárate para cuando algo lo altere en la noche. Si tu hijo se asusta a la hora de acostarse, bríndale consuelo físico, dale un vaso de agua o haz algo para distraerlo. Los niños de 2 a 7 años responden bien a los remedios mágicos y los rituales nocturnos, como ahuyentar a los monstruos del armario.
  • Evita películas y programas en los que los personajes usen la violencia para resolver conflictos. No obstante, si lo hacen, habla sobre formas alternativas en que los personajes podrían haber resuelto el problema.
  • Ten en cuenta la hora. Evita las cosas potencialmente aterradoras (que incluyen pérdidas importantes, suspenso, acoso, extorsión y representaciones de trastornos psicológicos) justo antes de acostarse.

© Common Sense Media. All rights reserved.