¿Qué tipo de medio es mejor para aprender?

By Common Sense Media®
¿Qué tipo de medio es mejor para aprender?

Si bien existe una gran diferencia entre jugar al Fortnite una hora y pasar una hora aprendiendo composición musical en YouTube, la verdad es que no hay un tipo de medio que sea mejor para aprender que otro. Lo que realmente importa es el apoyo que los padres y las personas a cargo brindan al niño cualquiera sea el medio que elijan para interactuar.

Cuando un producto se etiqueta como “educativo”, por lo general significa que el producto tiene un potencial pedagógico, pero nada garantiza que tu hijo aprenderá algo de lo que el producto promete. Cualquiera sea el medio con pantalla que escojas para tus hijos (películas, juegos, programas de televisión y aplicaciones), lo importante es cómo tu hijo interactúa con este. Puedes aprovechar al máximo el potencial pedagógico de cualquier medio con pantalla si tienes en cuenta estos cuatro conceptos:

Conexión. Es sumamente importante que los niños se conecten a nivel personal con lo que ven, juegan o leen. ¿Están inmersos? ¿Se quedan absortos? ¿Los ayuda a comprender mejor las cosas? El hecho de quedar absortos en una trama o identificarse con los personajes prepara a los niños para aprender más.

Pensamiento crítico. Busca medios que indaguen profundamente en un tema, asunto o habilidad. Tal vez sean juegos en los que los niños entablan una lucha con dilemas éticos o planean estrategias para sortear obstáculos. Los juegos de memoria y de preguntas y respuestas sencillos pueden ser divertidos y parecer educativos, pero es posible que no ayuden a los niños a encontrar un significado profundo o duradero.

Creatividad. Una característica importante de muchos productos pedagógicos maravillosos es la posibilidad que ofrecen a los niños de crear nuevos contenidos, por ejemplo, un nuevo nivel de un videojuego o una canción. Los niños se pueden sentir dueños de su aprendizaje cuando pueden darle una vuelta de tuerca propia a la experiencia.

Contexto. Ayuda a tus hijos a comprender qué correspondencia existe entre los medios y el mundo en general. En el caso de los niños más pequeños en particular, es clave generar debates y actividades en torno a los juegos o las películas. Algunas formas de ampliar el aprendizaje son acompañar a los niños mientras juegan o miran algo, hacer preguntas sobre los mensajes que les dejan y hacer actividades relacionadas sin estar conectados.

© Common Sense Media. All rights reserved.